Adolescencia y satisfacción corporal


Los programas de prevención de los trastornos alimentarios, deberían poner especial atención en la satisfacción corporal como factor de protección de sufrirgorda1 estas enfermedades. Estar satisfecho con el cuerpo que uno tiene parece clave para no iniciar una dieta restrictiva y ésta que no acabe conduciendo a iniciar un trastorno alimentario. Para favorecer la satisfacción corporal entre los jóvenes y adolescentes es importante despertar el espíritu crítico delante el ideal de belleza imperante en nuestra sociedad, potenciar una buena autoestima basada en otros aspectos distintos al físico, analizar qué intereses se esconden detrás el ideal de belleza actual…
La prevención de los trastornos alimentarios y la potenciación de una buena imagen corporal en los jóvenes y adolescentes deben desarrollarse tanto des del campo escolar como también des de la familia. Por ejemplo, ser conscientes que determinados comportamientos o comentarios críticos sobre el cuerpo del hijo o la hija pueden incrementar la preocupación por su aspecto físico y conllevar el inicio de una dieta restrictiva que es la puerta de entrada de un trastorno alimentario.

Los trastornos de la conducta alimenticia (TCA), entre los cuales está la anorexia  y la bulimia nerviosas, constituyen un problema de salud emergente que tiene un fuerte impacto en nuestra sociedad. La problemática de estos trastornos es tan variada y multifactorial que exige una atención y actuación que incluya los aspectos clínicos, familiares, pero también 2006_3_40culturales, sociales y especialmente, educativos. Como consecuencia, estas dificultades no se tienen que tratar exclusivamente des de la perspectiva sanitaria. Nos encontramos delante de un problema social y cultural en el que se tendría que intentar profundizar des de los distintos sectores y agentes implicados, para encontrar las herramientas más adecuadas para darle respuesta con la sensibilidad que requiera la especial situación de las personas que la sufren y de sus familias.
El término “Trastornos Alimentarios” se refiere en general a trastornos psicológicos que comportan anomalías graves en el comportamiento de la ingesta, es decir, la basa y el fundamento de estos trastornos se encuentra en una alteración psicológica. Se entiende, pues, que el síntoma externo podría ser una alteración de la conducta alimenticia (dietas prolongadas, pérdida de peso…) pero el origen de estos trastornos se tendría que explicar a partir de unaImagen1 alteración psicológica (elevado nivel de insatisfacción personal, miedo a madurar, elevados índices de autoexigencia, ideas distorsionadas sobre el peso o la comida,…).
Los trastornos alimentarios más conocidos que se enmarcan dentro de este conjunto son la anorexia y la bulimia nerviosas y el trastorno por atracón:
A continuación se detallan las características (criterios diagnósticos) que presentan las personas que padecen uno de los trastornos alimentarios que se acaban de citar:

Anorexia Nerviosa:

1. Rechazo por parte de la persona enferma a mantener un peso corporal igual o por encima de un mínimo normal.
2. Pérdida de peso igual o superior a un 15% del peso teórico.anorexia22
3. Miedo intenso a ganar peso aún estando por debajo de un peso normal.
4. Alteraciones en la valoración del peso y de la silueta corporal: Distorsión de la Imagen Corporal.
5. En las chicas, pérdida de tres ciclos menstruales consecutivos. Se considera que una mujer presenta amenorrea si sus periodos únicamente se dan después de la administración de hormonas (ex. Estrógenos).
Subtipo Bulímico: Durante el periodo de AN la persona presenta episodios recurrentes de sobreingesta.
Subtipo Restrictivo: Durante el periodo de AN la persona NO presenta episodios recurrentes de sobreingesta.

Bulimia Nerviosa:

1. Episodios repetitivos de sobreingesta compulsiva (atracones).
Un atracón se caracteriza por:
a. Comer durante un periodo de tiempo (por ejemplo, durante dos horas) una cantidad de comida que es superior a la que la mayoría de gente comería durante un periodo de tiempo similar y en circunstancias parecidas.mia
b. Sentimiento de falta de control sobre la ingesta durante el episodio de atracón (por ejemplo, sentir que no eres capaz de parar de comer o de controlar la cantidad que estás comiendo).
2. Sentimientos de descontrol y culpa en relación a los atracones.
3. Conductas recurrentes inadecuadas para compensar y prevenir el aumento de peso después de los episodios de atracón como el vómito, uso de laxantes, incremento del ejercicio físico o el ayuno.
4. Una media de 2 episodios semanales de ingesta voraz durante un mínimo de 3 meses.
5. Autoestima excesivamente influenciada por el peso y la silueta.
6. El trastorno no tiene lugar exclusivamente durante episodios de AN.
Tipo purgativo: La persona usualmente se autoinduce el vómito o abusa de laxantes i/o diuréticos para prevenir el aumento de peso.
Tipo no purgativo: La persona utiliza otras conductas compensatorias, no purgativas como el ayuno o el ejercicio excesivo pero no se provoca el vómito ni abusa de laxantes i/o diuréticos.

Trastorno por atracón:

1. Episodios repetitivos de sobreingesta compulsiva (atracones).
Un atracón se caracteriza por:
a. Comer durante un periodo de tiempo (por ejemplo, durante dos horas) una cantidad de comida que es superior a la que la mayoría de gente comería durante un periodo de tiempo similar y en circunstancias parecidas.compulsivo-comedores-bulimia-sabroso-paa130000024
b. Sentimiento de falta de control sobre la ingesta durante el episodio de atracón (por ejemplo, sentir que no eres capaz de parar de comer o de controlar la cantidad que estás comiendo).
2. Los atracones se asocian a tres (o más) de los siguientes síntomas:
a. Ingesta mucho más rápida de lo normal.
b. Comer hasta sentirse desagradablemente lleno.
c. Ingesta de grandes cantidades de comida a pesar de no tener hambre.
d. Comer a solas para esconder su voracidad.
e. Sentirse a disgusto con uno mismo, depresión, o gran culpabilidad después del atracón.
3. Profundo malestar al recordar los atracones.
4. Una media de 2 episodios semanales de ingesta voraz durante un mínimo de 6 meses.
5. El atracón no se asocia a conductas compensatorias inadecuadas (p.ej., purgas, ayuno, ejercicio físico excesivo) y no aparece exclusivamente en el transcurso de una anorexia nerviosa o una bulimia nerviosa.

Cristina Carretero Jardí, Coordinadora del programa de formación y prevención de la ACAB (Asociación contra la Anorexia y la Bulimia)

Un pensamiento en “Adolescencia y satisfacción corporal”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

el graffiti visto desde distintas perspectivas..

A %d blogueros les gusta esto: