Adolescencia y satisfacción personal


 

Comer sano es importante porque tenemos que proporcionar a nuestro cuerpo las sustancias que necesita para crecer, tener energía y desarrollarse correctamente. Comer contribuye también a estar contento y optimista, y favorece el desarrollo intelectual. Todos los alimentos pueden formar parte de una dieta saludable.alimentos
Mantener unos hábitos alimentarios saludables y una vida activa contribuye a la prevención de enfermedades. La familia debe ayudar a que los niños establezcan unos hábitos alimentarios saludables. Planificar el menú familiar o hacer la compra juntos puede contribuir a que los niños establezcan sus propios patrones alimentarios.
Cuando una persona no es capaz de alimentarse correctamente, pueden aparecer los trastornos de la conducta alimentaria.
Estos trastornos, que se deben a factores genéticos, están muy directamente relacionados con la preocupación por el propio cuerpo y con la insatisfacción que genera la imagen que se tiene de él.
Cuando esta insatisfacción por el propio cuerpo se acompaña de medidas para controlar el peso y éstas suponen comportamientos de riesgo, como una restricción alimentaria innecesaria o una actividad física excesiva, es cuando puede aparecer el trastorno. anorexia-y-bulimia

Trastornos de la conducta alimentaria

Cuando una persona no es capaz de alimentarse correctamente, pueden aparecer los trastornos de la conducta alimentaria.

¿Qué son?

Son unos trastornos que incapacitan a las personas para alimentarse de una forma apropiada.
Guardan relación tanto con factores genéticos como con la preocupación por la propia imagen corporal y, en consecuencia, con la comida.
El trastorno puede aparecer cuando la preocupación se acompaña de medidas desaconsejadas para el control del peso: no sólo una restricción alimentaria innecesaria, sino también una actividad física excesiva, la provocación de vómitos, etc.
20061006120405-bulimie Para las personas con trastornos alimentarios, el peso y la dieta son la medida de la propia autoestima. Cuanto más insatisfecha se siente una persona respecto a su propio cuerpo, más distorsionada es la percepción que tiene de él. A la vez, cuanto más equivocada es la imagen que tiene de sí misma, más se resiente de ello su autoestima. Se entra así en un peligroso círculo vicioso.

¿Qué puede hacer la familia?

Para prevenir los trastornos de la conducta alimentaria, es necesario incidir en las causas o factores de riesgo, favoreciendo las situaciones beneficiosas.
La familia (padres, hermanos mayores, etc.), por sus funciones educadoras y de socialización, tiene un papel muy importante en la prevención de los trastornos de la conducta.
La transmisión de valores y los vínculos afectivos y emocionales influyen en gran medida en el correcto desarrollo de los hijos. Para ello, conviene tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Actuar teniendo en cuenta la influencia que los mayores ejercen sobre los menores como espejo en el que se miran desde muy temprana edad: a partir de 5 años ya puede existir insatisfacción corporal. 2008112654anorexia_300
  • En el hogar, hay que evitar dar un ejemplo negativo no practicando conductas alimentarias desaconsejadas –como restricciones innecesarias– delante de los hijos o hermanos pequeños.
  • Crear unos hábitos alimentarios adecuados manteniendo una dieta equilibrada en casa.
  • Ayudar a mantener la autoestima tanto de los niños como de las niñas y evitar los comentarios despectivos, las críticas o incluso las bromas respecto al cuerpo, al peso y a la forma de comer.
  • La decisión de reducir peso sólo tiene que estar motivada por razones de salud y en ningún caso estéticas. El pediatra es quien debe decidir si conviene o no seguir un régimen y qué tipo de régimen. anorexia_22
  • Adoptar una actitud crítica frente a las dietas difundidas por los medios de comunicación y por la publicidad. Hay que ser consciente de que es en el hogar donde estos mensajes pueden calar más profundamente.
  • Mantener una relación comunicativa y abierta entre padres e hijos evitando la sobreprotección.
  • Informarse sobre los trastornos en la conducta alimentaria y sobre todo aquello que puede influir o suponer un riesgo.
  • Mantener el equilibrio entre las expectativas que tenemos de nuestros hijos e hijas y las que tienen ellos de sí mismos. Es importante tener en cuenta sus deseos e intereses.
  • Buscar ayuda profesional en caso de detectar alguna manifestación sospechosa de anorexia, bulimia, sobrepeso u obesidad.
  • Ante un diagnóstico de trastorno, hay que implicarse y participar activamente en todo el proceso de curación.

2007120465obesidadDentro_20071205

 

Un pensamiento en “Adolescencia y satisfacción personal”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s