¿Cómo quitar un graffiti?


 

    Durante el curso pasado, a mi hijo y a un amigo se les ocurrió, un viernes por la noche,  pintar en los muros de su colegio. El muro es mitad pared y mitad piedra y se les ocurrió hacer un plata con sombras en negro.

    El lunes por la mañana me llamó la directora del colegio contándome lo que mi hijo había hecho, ¿os imaginais cómo se queda el cuerpo?. Naturalmente me citó para hablar conmigo.

    En principio a él solo se le ocurrió negar que había sido pero, como ya os he comentado en “cómo saber si a tu hijo le gusta el graffiti” tenía su tag escrito por todas partes, en las libretas, en la agenda e incluso en su mesa de trabajo, así que no les fue dificil insistirle y conseguir que admitiera su gamberrada. Se me ocurrió proponerle a la directora y al jefe de estudios que si me apoyaban, yo haría que él quitara la pintada. Desde el primer momento me encontré respaldada por ellos, les pareció una magnífica idea y muy aleccionadora, así que me puse manos a la obra. Como podeis imaginar fue expulsado del colegio durante 5 dias así que serían el momento ideal para hacerlo y sobre todo en momentos en los que pudieran ver los compañeros que lo estaba quitando. 

    Hablé con mi amigo Alberto y me dió el nombre de un producto para quitar pinturas de graffiti, por si os hace falta os daré el nombre: ” Decapint antigraffiti“, compré 6 botes y un cepillo de raices y nos fuimos durante tres tardes al colegio a quitar la pintada.

    El método es sencillo, se moja la superficie por partes, se rocía del decapante (siempre hay que irlo haciendo por partes pequeñas),  se da con muchas ganas con el cepillo de raices hasta que casi desaparece, (no sale a la primera ¿eh?) y se enjuaga con bastante agua, la operación duró tres dias a 5 horas diarias, pero practicamente lo quitó. Mientras yo estaba viendo cómo lo hacía y diciéndole por dónde tenía que ir dando.

    La experiencia fue muy beneficiosa, supo lo dificil que es quitar lo que pintan, lo hizo sin guantes porque se trataba de que fuera lo más duro posible para que no se le ocurriera hacerlo más. Aunque no canteis victoria, no ha dejado de pintar por eso, pero está bien que sufran las consecuencias de sus actos.

    Parece que todo es muy fácil pero tienes que sentirte apoyada por el colegio y hacer que él se conciencie de que tiene que quitarlo y, para ello el colegio lo amenazó con denunciarlo a la policía y yo confirmé que estaba de acuerdo con ello.

    Igualmente, tengo que deciros que los padres de su amigo, viendo que mi hijo lo iba a quitar, le hicieron borrarlo a él también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s